Domingo, 13 de febrero de 2011

 

Creo firmemente que un buen rival puede ponernos retos y nuevos problemas que, al ser superados, alimentan nuestro propio desarrollo. En una entrada anterior (“Efectos externos y desarrollo de los jugadores de ajedrez” ) traté de transmitir la emoción que sentía cada vez que conocía a un ajedrecista de buen nivel, y la necesidad vital de enfrentarme con él para llevar mi fuerza de ju [...]


Leer m?s...

Publicado por Hakuin @ 19:38
Comentarios (2)  | Enviar