Domingo, 28 de noviembre de 2010

?

Soy un aficionado a las historias de detectives desde que era muy ni?o y segu?a una serie de televisi?n llamada ?Columbo?, estelarizada por Peter Falk. Luego vinieron las lecturas: las aventuras de Monsieur Lecoq, las investigaciones del Commissaire Maigret, los casos de aspecto sobrenatural resueltos por el Padre Brown, las historias ligeras de Hercule Poirot, los enigmas develados por August Dupin, y, por supuesto, las geniales deducciones de Sherlock Holmes. Siempre estoy pendiente de sumergirme en una apasionante historia de crimen, misterio, resoluci?n de enigmas y castigo, y a veces algunas de las mejores que he encontrado se encuentran en lugares inesperados.

Hace como cinco a?os, me encontraba con mi familia visitando la librer?a ?Borders? de la avenida Wisconsin, justo en la frontera entre Washington DC y el estado de Maryland, cuando mi hija Ariadna me pidi? llevar un volumen de un manga llamado Death Note. ?Un r?pido vistazo me hizo pensar que era una historia de horror para j?venes sin mucha sustancia, pero al carecer de un argumento de peso en contra del comic, decid? comprarle el libro a la ni?a. Al pasar el tiempo, me enter? que un ni?o hab?a sido severamente castigado en una escuela de los Estados Unidos por haber escrito su propio ?death note?, y, dado que ahora Ana Mar?a tambi?n se hab?a hecho fan de esta historia, trat? de averiguar un poco m?s sobre el mencionado manga. Al final decid? obtener la versi?n anime de la historia e invit? a las ni?as a verla conmigo. A partir de esta experiencia, me he convertido en un admirador m?s de esta apasionante saga.

La trama se centra en Ligth Yagami, un estudiante japon?s que cursa el ?ltimo a?o de bachillerato, y que posee una inteligencia muy superior al promedio de los j?venes de su edad. Un d?a se encuentra con un extra?o cuaderno titulado ?Death Note?, en cuyas instrucciones se establece que si se escribe el nombre de un ser humano en cualquiera de sus p?ginas, esta morir? irremediablemente. El cuaderno en cuesti?n pertenec?a a un ?Dios de la Muerte? (Shinigami), llamado Ryuk, que lo hab?a dejado a prop?sito para que un humano compartiera sus poderes, y as? obtener un poco de diversi?n. Al principio este detalle me pareci? un tanto fr?volo, pero lo mejor estaba por venir. Light quiso comprobar el poder del cuaderno mediante un experimento: anot? el nombre de un criminal de alta peligrosidad, el cual muri? de un infarto fulminante a los pocos minutos. Entonces Light concibi? que ese poder lo convertir?a en una especie de Dios, que juzgar?a a la humanidad y crear?a un nuevo orden. Desde ese momento, comenz? a impartir sentencias de muerte a los peores criminales, d?ndose a conocer ante el p?blico como Kira.

Primera digresi?n filos?fica: ?La Rep?blica? de Plat?n se centra en gran medida en la pregunta ?Por qu? tener una conducta moral? En un momento del dialogo, Glauc?n cuenta la historia del pastor Giges, quien descubre un anillo que hace invisible a quien lo use. Giges usa el poder del anillo para hacer el mal[1] ?seduce a la Reina, asesina al Rey, y se convierte en el regente de esa tierra. Para Glauc?n, la gente com?n no hace el mal solo por temor al castigo, de manera que si pudieran actuar con impunidad se mostrar?an como lo que en realidad son. La vida moral es, seg?n Glauc?n, la forma de vida de los d?biles. S?crates elabora un largo argumento en contra del razonamiento de Glauc?n, pero que en definitiva se puede resumir en que actuar con impunidad y hacer el mal corrompe el alma al punto que la felicidad se hace imposible.

En Death Note, Light trata de evitar la corrupci?n de su alma adoptando el objetivo de una sociedad sin cr?menes, que ?l supone es un objetivo deseable por todos. Ligth razona como Glauc?n, ya que su r?gimen se basa en el temor al castigo, al ?juicio de Kira? como ?l lo llama. La sensaci?n de poder lo embriaga y comienza a juzgar criminales a diario, cayendo en estados de ?xtasis a medida que los peores criminales de Jap?n iban muriendo uno tras otro. De alguna manera, se deja ver que Ligth, una persona solitaria y de pocas palabras, se va corrompiendo, tal como sentenci? S?crates, ya que en un punto de la historia comienza a juzgar a personas inocentes, s?lo porque representan un peligro para su r?gimen de terror.

Segunda digresi?n filos?fica: En otro pasaje de ?La Rep?blica?, S?crates discute el papel de los Guardianes, tanto como defensores de la Ciudad como en su rol de preservadores del orden interno. Con el poder de las armas a su favor, S?crates trata de contestar la pregunta natural, ?qui?n guardar? a los guardianes? Kira se constituye en un ?vigilante? al estilo del ?Vengador An?nimo? de Charles Bronson, pero sin que deba responder a nadie por sus cr?menes, lo que lo acerca m?s al Estado Hobbesiano: una masa de poder que establece la paz mediante la violencia y el miedo. Alexis de Toqueville, quien tambi?n pensaba que el poder pod?a corromper, defiende en ?La Democracia en Am?rica? el sistema estadounidense de separaci?n de poderes, como una garant?a para el ciudadano com?n frente a posibles arbitrariedades de los poderosos.

La serie de muertes comienza a despertar las sospechas de la ?Organizaci?n Internacional de Agencias Policiales?, quienes contactan al mejor detective del mundo, conocido como ?L?, para que dirija la investigaci?n. L fue concebido por Tsugumi Ohba (Director) y Takeshi Obata (Dise?ador de caracteres) como un adulto joven, nacido en el Reino Unido, insomne y desgarbado, de ojos enormes y oscuros, aficionado al te y las golosinas, y con el dominio de un arte marcial muy parecido a la capoeira. Algunas de las mencionadas caracter?sticas convierten a L en heredero de los grandes detectives de la literatura, aunque su excentricidad, elemento que genera situaciones de comedia durante la serie, hacen dudar a veces de su salud mental.

Sin embargo, a pesar de ser un tanto extra?o, L es mi personaje favorito de la historia. L no solo encarna el ideal socr?tico de la justicia y la moral, en el sentido de que no se deben cimentar en el temor a la violencia, sino tambi?n en su actitud ante la vida como un conjunto de enigmas esperando a ser resueltos. El campe?n de ajedrez Emmanuel Lasker dijo una vez "En el tablero de ajedrez las mentiras y la hipocres?a no sobreviven mucho tiempo", y los jugadores de ajedrez sabemos que la verdad aflora con una combinaci?n de pensamiento y acci?n. L sabe que para acabar con el r?gimen de terror de Kira debe ir m?s all? de las observaciones, el an?lisis y las deducciones; debe jugar una partida en donde su propia vida estar? en riesgo, pero una partida en donde al final la verdad aflorar?.



[1] Es importante destacar el uso que de esta leyenda se hace en ?El Se?or de los Anillos? de Tolkien. Debo confesar que, cuando ten?a ocho a?os, sol?a preguntarme qu? har?a si pudiera ser invisible, y en casi todos los casos se me ocurr?a algo para la satisfacci?n exclusiva de mis fines ego?stas.


Publicado por Hakuin @ 17:00
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios

Muy buen análisis de la saga, estoy sinceramente admirado y sorprendido por tu opinión y conocimiento. La disgregación filosófica es realmente estupenda y rica, ojalá pudieras hacer un análisis más detallado, gracias por compartir esto, hasta pronto Gui?o, Dios te bendiga.

Publicado por Uzziel Levi
Jueves, 24 de febrero de 2011 | 1:02

digresión

Publicado por Uzziel Levi
Jueves, 24 de febrero de 2011 | 1:04